Nuestra historia

 

Bricall es una empresa familiar de tres generaciones. Empezó por el año 1940 con María Rosa y Clementina. Ellas dedicaron toda su vida a las labores y a hacer de Bricall la segunda casa de muchas personas residentes en el barrio y personas que simplemente un día pasaron por allí y no han dudado en volver.

Año tras año han contagiado su pasión por el punto y el ganchillo y aún lo siguen haciendo. Aunque actualmente estén jubiladas, siguen teniendo una presencia diaria en la que siempre ha sido su casa.

Pamela es ahora quien ha tomado las riendas y lo hace con la misma ilusión y compromiso que sus antecesoras. De ellas ha aprendido todo lo que sabe, manteniendo una relación estrecha con sus proveedores y todas aquellas clientas que siguen confiando en Bricall para llevar a cabo sus labores.

Si vienes por Sarrià no dudes en pasarte por aquí para conocernos.

Estaremos encantadas de recibirte.